Los antivirus son herramientas simples; cuyo objetivo es detectar y eliminar virus informáticos. Nacieron durante la década de 1980.

• Un virus informático ocupa una cantidad mínima de espacio en disco (el tamaño es vital para poder pasar desapercibido), se ejecuta sin conocimiento del usuario y se dedica a auto-replicarse, es decir, hace copias de sí mismo e infecta archivos, tablas de partición o sectores de arranque de los discos duros y disquetes para poder expandirse lo más rápidamente posible.

• Básicamente, el propósito de un virus es provocar daño en el equipo infectado.

• Normalmente un antivirus tiene un componente que se carga en memoria y permanece en ella para verificar todos los archivos abiertos, creados, modificados y ejecutados, en tiempo real. Es muy común que tengan componentes que revisen los adjuntos de los correos electrónicos salientes y entrantes, así como los scripts y programas que pueden ejecutarse en un navegador web (ActiveX, Java, JavaScript). Básicamente, un antivirus compara el código de cada archivo con una base de datos de los códigos de los virus conocidos, por lo que es importante actualizarla periódicamente a fin de evitar que un virus nuevo no sea detectado. También se les ha agregado funciones avanzadas, como la búsqueda de comportamientos típicos de virus (técnica conocida como heurística) o la verificación contra virus en redes de computadoras. Actualmente existe una nueva tecnología basada en Inteligencia artificial llamada TruPrevent que cuenta con la capacidad de detección de virus desconocidos e intrusos.

• Los antivirus son esenciales en sistemas operativos Microsoft Windows, pero existen situaciones en las que es necesario instalarlos en sistemas más seguros, como Unix y similares. Con tantos software malignos dando vuelta por internet, se hace necesario disponer de un buen antivirus que nos proteja continuamente. A continuación presentamos las características básicas de los mejores antivirus del mercado.

¿Qué se debe tener en cuenta para calificar un antivirus? Un antivirus debe ser evaluado por distintas características como son, capacidad de detección de software maligno conocidos y desconocidos, actualización constante y efectiva, velocidad de escaneo y monitorización, dar grandes posibilidades a los expertos y sencillez a los inexpertos, efectiva documentación de ayuda.

  • Sistema completo de prevención, detección y eliminación de cientos de virus y troyanos.
  • El programa escanea de forma recursiva dentro de múltiples formatos de fichero comprimido.
  • Uno de sus puntos fuertes es la detección de virus polimórficos o desconocidos, pero no por eso deja de tener una gran base datos de virus. Incluso detecta y desactiva virus que estén en memoria.
  • No te preocupes por las actualizaciones de virus porque el programa tiene una opción para auto-actualizarse solo a través Internet. Este sistema consta de varios programas:
  • Escaneador (que te permite escanear tus unidades en busca de virus)
  • Monitorizador, que mantiene tu ordenador bajo constante protección

Estos son solamente algunos de los puntos a tener en cuenta.