Si bien es cierto que Internet ha supuesto una innumerable lista de ventajas para el ser humano, también lo es que los criminales han ideado multitud de estafas para engañarnos a través de la red.

Desgraciadamente, los delitos son cada vez son más frecuentes tanto a nivel individual como a nivel corporativo, lanzando ataques a grandes compañías. Como ejemplos recientes tenemos el caso de EasyJet, aerolínea a la que le han robado datos de 9 millones de usuarios, o el de EDP, que hace unos días vio como publicaban en la deep web una parte de los datos robados.

Más datos que ningún otro

A principios del año pasado, éste sorprendió a expertos en ciberseguridad de todo el mundo al publicar en un foro y a través de diferentes canales de Telegram la venta de una base de datos que incluía 773 millones de correos electrónicos y 21 millones de contraseñas únicas, la más grande hasta la fecha.

Contraseñas, tarjetas bancarias y más

Este pirata informático, no tendría solo las cuentas de correo electrónico y las contraseñas mencionadas anteriormente, sino también una gran cantidad de información financiera de residentes norteamericanos y de la Unión Europea.

En su ordenador encontraron códigos PIN de tarjetas bancarias, contraseñas de billeteras de criptomonedas, credenciales para iniciar sesión en cuentas de PayPal e incluso datos para acceder a ordenadores de todo el mundo.

Fuente: El Español