Desde junio del 2019, Google bloqueará los intentos de inicio de sesión de los navegadores integrados para intentar evitar los ataques de phishing de tipo MitM(Man in the middle o en español ataque de intermediario).

Google afirma que los ataques de phishing, que implican interceptación de tráfico y suplantación de identidad, son difíciles de detectar cuando se emplea un marco de trabajo de navegador integrado o un tipo diferente de plataforma de automatización para la autenticación.

Dado que sus sistemas no pueden distinguir entre los inicios de sesión legítimos y los ataques MitM, cuando se usan estos frameworks incrustados, Google ha decidido que, a partir de junio, bloqueará los inicios de sesión de manera estandarizada. Esta es otra capa de protección además de las medidas de seguridad ya existentes, como las advertencias de Safe Browsing warnings, Gmail spam filters, y account sign-in challenges.

"La solución para los desarrolladores que actualmente utilizan CEF (Chromium Embedded Framework) para la autenticación es la misma: autenticación OAuth basada en navegador. Además de ser seguro, también permite a los usuarios ver la URL completa de la página en la que están introduciendo sus credenciales, lo que refuerza las buenas prácticas contra la suplantación de identidad", escribe Jonathan Skelker, director de productos de seguridad de cuentas de Google, en el blog de la empresa.

Fuente: Seguinfo & Google