En el día de ayer, un ciberdelincuente violo la seguridad de la Policía Federal y también publicó información falsa y mensajes agresivos desde la cuenta de Twitter de la Prefectura Naval Argentina.

dsgvsdfg

El ministerio de seguridad denuncio que se hicieron públicos datos sobre investigaciones criminales e información clasificada.

La cuenta @lagorraleaks, que en 2017 informó haber vulnerado correos del Ministerio de Seguridad, la que se adjudicó el hackeo de la cuenta de Twitter de la Prefectura e informó también haber filtrado una serie de datos reservados de la Policía Federal y de la Policía de la Ciudad.

12432-1

Télam y varios especialistas en seguridad informática afirman que hay 5GB de escuchas telefónicas y una base de datos con más de 200.000 PDF que contienen información personal de agentes policiales (como nombres, apellidos, DNI, direcciones, información bancaria y teléfono).

La información fue dada a luz en la deep web, una zona de internet a la que solo se puede acceder con el navegador TOR, informó #LaGorraLeaks2.0 en un grupo de Telegram.

Tras solucionar el inconveniente la fuerza de seguridad nacional publico esto Informamos que esta cuenta fue hackeada este mediodía. Los comentarios fuera de lugar que se publicaron en ese período no reflejan la opinión de la institución y fueron eliminados una vez recuperado el control de la misma.

@lagorraleaks había amenazado desde el sábado con hacerlo. El domingo, la fecha en la que estuvieron las elección, insistió en que tenía "la ubicación en tiempo real de todos los controles policiales que hay en rutas nacionales", y finalmente la compartió a través de dos links.