Andamos todo el día en la calle, eso quiere decir que a nuestro teléfono celular, se le va agotando la batería, entonces lo primero que hacemos es buscar un cable usb donde podamos mantenerlo prendido.

Los expertos en el tema, dudan de que las entradas usb estén libres de algún virus. Todo lo contrario, puede ser una verdadera fuente de malware o código malicioso que puede poner en peligro tu smartphone a través de estos cargadores públicos. Podrían ser igual de peligrosas que las redes de wifi públicas, si un virus de estos entra a tu móvil, podría desatar una cadena de otros malware y también filtrar tu información entre otras cosas.

Tampoco se sabe el destino del cable USB, con lo que sería perfectamente factible que en el otro lado hubiera un equipo informático espiando el móvil, donde podrían acceder a tu información privada.

Expertos de la firma de Kaspersky piensan que los móviles se pueden exponer cuando se cargan a través de una conexión USB estándar conectada a un ordenador.

En una prueba que se hizo hace más de 1 año, los especialistas encontraron que los dispositivos muestran “Gran cantidad de información durante el periodo de conexión entre ambos aparatos, como el nombre del dispositivo, el que lo fabrica, el tipo, número de serie, información de firmware o, incluso, el sistema de archivos. Y aseguraron, que es posible encontrar otras maneras de explotar el intercambio de datos inicialmente.