Entre los años 2017 y 2018, 90% de los ejecutivos de ciberseguridad reportaron al menos un tipo de ataque de phishing dirigido a sus organizaciones.