El gobierno suizo realizara un **Test de Intrusión Público** donde pondrá a prueba la seguridad de su sistema de voto electrónico con la esperanza de detectar cualquier defecto en el software y eliminarlo antes de que sea utilizado de verdad.