A partir del 14 de enero del 2020, Microsoft dejará de brindar soporte gratuito y lanzar actualizaciones de seguridad para Windows 7. Los próximos parches de seguridad solo estarán disponibles para usuarios suscriptos a planes de soporte pagos. Dichos planes se venderán por dispositivo y únicamente para Windows 7 Professional o Windows 7 Enterprise.

Esta elección solo será útil para las empresas. Por ello, los clientes hogareños tendrán que abonar para renovar su sistema operativo a Windows 10 o deberán adquirir un nuevo equipo.

Windows: lo más usado en el mundo

Más del 80% de los usuarios, eligen Windows como su sistema operativo. Hasta hace unos pocos meses atrás, usaban Windows 7, pero este fue destituido llegada su actualización y transformándolo a Windows 10.

Aún hay varios equipos que siguen con el servicio de Windows 7, ya que es un sistema que se desarrolló por completo el 22 de julio de 2009.

Windows 10 en su primer año de lanzamiento dio la oportunidad a los usuarios de Windows 7 y 8 a actualizarse gratis. Muchos de estos usuarios, no quisieron aprovechar la posibilidad, ya que decían sentirse a gusto con los Windows anteriores.

Va a ser una gran dificultad para los usuarios de los antiguos Windows, ya que el final de uno de ellos (Windows 7) está acercándose.

En fin, todos los que tengan sistemas operativos antiguos, deberán actualizarse, dada la importancia de los parches de seguridad, ya que, si esto no ocurre, los cibercriminales pueden beneficiarse de las vulnerabilidad.